La circularidad y su influencia en los materiales de construcción

¿Qué significa la circularidad para los edificios y los productos de construcción?
Nuestra Directora de Sostenibilidad y Relaciones Públicas, Magdalini Psarra, comparte algunas ideas sobre la circularidad en el sector de la construcción y cómo puede evaluar y seleccionar los materiales para su nuevo proyecto de construcción.

20211104 RW-RF INFO 65 (1)

proceso de upcycling

De los modelos lineales a los circulares 

El sector de la construcción y la edificación están en rápido desarrollo y generan una huella medioambiental cada vez mayor. Incluso hoy en día los materiales de construcción son responsables de más de un tercio del consumo mundial de recursos(1) y de alrededor del 30% de la energía mundial. (2)  

Además, los edificios generan cantidades importantes de residuos, de hecho el 40% de los residuos sólidos urbanos generados (3) y sólo el 20-30% de los residuos de construcción y demolición (RCD) se reciclan o reutilizan, lo que a menudo se debe a un mal diseño y a la falta de información sobre el contenido de los edificios. (4)  

El enfoque económico lineal tradicional se basa en los principios de tomar-hacer-utilizar. En el que el suministro de recursos del sector de la construcción conduce a enormes emisiones y residuos. Dicho esto, es urgente volver atrás y aplicar un enfoque más circular que ayude a reducir las emisiones y los residuos. La economía circular sigue el principio de reducir-hacer-reciclar como funciona el sistema natural y biológico, por lo que no es algo nuevo para el medio ambiente.  

La economía circular se basa en tres principios  

  1. Diseñar la eliminación de los residuos y la contaminación
  2. Mantener los productos y materiales en uso
  3. Regenerar los sistemas naturales  
Diseñar los residuos y la contaminación  

En el caso del ambiente construido se trata de muchas cosas, así que aprovecha la oportunidad para empezar. Podría referirse a la selección de productos con una baja huella medioambiental, productos que no contengan sustancias tóxicas y que no supongan una carga significativa para el medio ambiente. También podría abarcar el diseño del edificio y sus materiales.

Deben ser flexibles y modulares para que puedan desmontarse y desarmarse fácilmente para ser utilizados en la misma u otra función. Esto significa que los productos son fácilmente reciclables si no se reutilizan y, mejor aún, upcycled para crear materiales y productos de mayor valor. También puede relacionarse con el contenido de los materiales y el esfuerzo por tener el mayor contenido reciclado posible, lo que significa que los productos y sistemas reducen el uso de recursos primarios con el objetivo de incluir el mayor número posible de materiales secundarios.  

Mantener los productos y materiales en uso 

El segundo se refiere a mantener los productos, componentes y materiales en su máximo valor y en uso. Este aspecto se refiere a dos aspectos clave: la durabilidad y el ciclo de vida útil.  

La durabilidad de los materiales de construcción en el ambiente construido abarca la importancia de seleccionar materiales y productos con un rendimiento duradero. No deben degradarse, ni necesitar mantenimiento o sustitución. Si un producto es duradero, consume menos energía y es más rentable para el edificio.  

El círculo de la vida útil duradera abarca las opciones de fin de vida de los materiales. Es muy importante elegir materiales que sean fácilmente reciclables si no se reutilizan y, mejor aún, que se reciclen para crear materiales y productos de mayor valor. En cuanto al contenido de los materiales, es importante asegurarse de que los productos seleccionados tengan el mayor contenido reciclado posible para minimizar el uso de recursos primarios.   

Las ventajas de este enfoque son que se consigue reducir las emisiones de CO2 de la remanufactura, reducir la demanda de recursos y el uso de energía. Un beneficio importante es también en términos de costes, ya que no tiene que considerar ningún coste de reparación o renovación, ni el coste de ninguna materia prima. 

Regenerar los sistemas naturales 

El tercer y último aspecto consiste en regenerar los sistemas naturales. Puede ser que se creen y diseñen edificios pasivos y bioclimáticos, donde el diseño debe esforzarse por ser "biofílico" asegurando el bienestar de los ocupantes. 

Inspirado en la hipótesis de Edward O. Wilson de que los seres humanos tienen una necesidad inherente de la naturaleza, el diseño biofílico busca mejorar nuestra conexión con el entorno natural. El diseño biofílico incorpora elementos naturales en el diseño del lugar de trabajo que pueden incluir: acceso a la luz natural, colores naturales, patrones y texturas. En este contexto, es fundamental seleccionar materiales que potencien la luz natural y garanticen una buena acústica y condiciones interiores. La regeneración de los sistemas naturales también puede consistir en otras cosas, como la forma en que el producto vuelve al medio ambiente al final de su vida útil.  

Conozca más sobre la transformación de residuos en productos más valiosos aquí:

¿Por qué es importante?  

Nunca ha sido tan importante diseñar edificios para la economía circular. El sector de la construcción desvía entre 1.000 y 2.000 millones de toneladas de residuos, es decir, un tercio del total mundial de residuos que van a parar al vertedero, y eso es algo que debemos tomarnos en serio.  

Estamos a favor de la economía circular y de minimizar las emisiones y los residuos del modelo de "tomar, hacer y tirar" habitual en el sector de la construcción. Nuestras soluciones acústicas se componen de entre un 29% y un 64% de materiales reciclados y no utilizamos ningún recurso escaso. 

Tras la instalación, podemos recoger y reciclar los recortes y, cuando llegue el momento de retirar nuestras perfilerías y soluciones acústicas para techos, también podemos hacerlo. Convertimos nuestros productos en nuevas soluciones duraderas una y otra vez, sin que ello afecte a la calidad ni los convirtamos en otros productos de menor valor. 

¿Qué hace que los productos Rockfon sean circulares? 

Si nos fijamos en la definición anterior de Ellen Mac Arthur, podemos decir que cumplimos los tres criterios de un producto circular.  

Diseñamos los residuos y la contaminación durante todo el ciclo de vida de la lana de roca, mantenemos el producto en uso durante mucho tiempo y regeneramos los sistemas naturales.  

Durante la fabricación, reciclamos los residuos de otras industrias y creamos valor, evitando que estos materiales vayan a parar a los vertederos. Nuestros productos de lana de roca se fabrican con hasta un 50% de materiales reciclados. Además, no utilizamos ningún recurso escaso ni desviamos recursos de otras industrias y ninguna de nuestras fábricas envía residuos de lana de roca al vertedero. El basalto es una materia prima inagotable: cada año la tierra produce 38.000 veces más roca volcánica que la que utiliza ROCKWOOL en un año.  

Durante su instalación, ofrecemos la posibilidad de reciclar los residuos de lana de roca recortados, devolviéndolos a nuestras fábricas. De este modo, el producto permanece en el edificio durante una larga vida útil y mantiene las mismas propiedades técnicas y funciones que el día en que se instaló.
Los paneles de lana de roca pueden reutilizarse y, por tanto, tienen un segundo o tercer ciclo de vida. Durante su vida útil, las soluciones acústicas de lana de roca pueden desmontarse fácilmente y pueden reciclarse una y otra vez sin que se degrade su calidad y sin que, por ejemplo, se conviertan en otros productos de menor valor.  

En Rockfon, mantenemos el bucle cerrado ya que ofrecemos un servicio de reciclaje en muchos países europeos donde tenemos actividad comercial. Apoyamos a nuestros clientes devolviendo nuestras placas de techo a nuestras asociaciones establecidas con empresas de gestión de residuos. Con nosotros, tendrá un socio sostenible. Lo reciclaremos una y otra vez para crear edificios sostenibles que sean más eficientes, saludables y duraderos.  

Descarga 8 datos sobre la circularidad de los paneles de techo de lana de roca aquí:

 

Referencias: 

(1) OECD, Working party on resource productivity and waste: a policy study on the sustainable use of construction materials (2015) p. 4)    

(2) p. 14; International Resource Panel, The weight of cities (2018) 

(3) World Bank, What a waste: a global review of solid waste management (2012) p. 16 

(4) Ellen MacArthur Foundation, Towards the circular economy (2013) p. 16; M. Honicet et al., Data- and stakeholder-management framework for the implementation of BIM-based material passports, Journal of Building Engineering (2019) ).